¿Leer como tarea u obligación?

Si tú sientes que leerles un cuento es una “tarea” o lo ves como una obligación, ellos van a compartir ese sentimiento. Tómate un descanso de tu rol de padre y diviértete un rato con tus hijos. Así será una actividad que querrán repetir.