¿Siempre algo que hacer?

Si un niño se aburre, buscará entretenerse de manera natural: observará, escuchará, soñará, pensará, se hará preguntas e imaginará. Es importante darles tiempo para que, a través del aburrimiento, tus hijos aprendan a entretenerse con su propia imaginación.