Vamos a inventar

El pretexto de que el perro se comió la tarea ya todos se lo saben. Invéntate otros pretextos, que tu maestro no creería: “Mientras escribía la tarea, las letras se echaron a correr…”

¿Qué otros pretextos fantásticos se te ocurren?