Cuentos en todos lados

Cuento 15

Él estaba convencido de que no importaba si no tenías libros para leer, porque hay cuentos en todos lados. Cerraba los ojos y se contaba un cuento con lo que oía. Veía por la ventana del coche, elegía tres personajes, y se contaba un cuento con lo que veía. En la noche, con las sombras en su cuarto, se inventaba historias para dormirse.

Pero lo que más le gustaba era voltear al cielo a ver las nubes. Porque ahí sentía que eran ellas las que le contaban un cuento.

¿Dónde se te ocurre que puedes "leer"un cuento?