¿Fruta fresca o cocida?

Cuento 14

Al dragón y al tucán les gustaba la fruta, pero siempre discutían sobre cuál era mejor manera de comerla. Al tucán le gustaba recién cortada del árbol y al dragón le gustaba bien cocida, en una brocheta. —¿Cómo te la puedes comer cruda? — le decía el dragón al tucán —¿Cómo te la puedes comer cocida y ¡caliente!?— le preguntaba el tucán al dragón con cara de desagrado. Hasta que llegó el oso, y les dijo: —A mí me gusta de las dos formas. ¿Alguno de ustedes ha probado la fruta del otro? Entonces, ¿cómo saben que no les gusta?

¿Quién crees que tiene la razón?
¿Por qué?